Saxenda es un tratamiento bastante eficaz para bajar de peso. Pero como medicamento inyectable, el uso correcto de las plumas de inyección es clave para que puedas aprovechar todos los beneficios de la liraglutida, su principio activo.
 
Ya sea que sea la primera vez que lo usas o que estés buscando más información sobre cómo se aplica Saxenda, esa guía paso a paso te ofrecerá consejos muy útiles para ayudarte a inyectar Saxenda con confianza y seguridad.
 
Mini refrigeradores de viajes para transportar Saxenda
 
Artículo relacionado : Saxenda Para Bajar de Peso: ¿Qué es y Para Qué Sirve?

¿Qué es Saxenda?

Si te parece, empezamos con revisar un poco lo que es Saxenda exactamente. Lo primero, es una inyección médica para bajar de peso que se receta para adultos con sobrepeso u obesidad junto con una dieta baja en calorías y actividad física aumentada. También se puede recetar para adultos con sobrepeso que tienen al menos un problema de salud relacionado con el peso, como una presión arterial alta, diabetes tipo 2 o colesterol alto.
 
El ingrediente activo en Saxenda es la liraglutida. Pertenece a una clase de fármacos conocidos como agonistas del receptor de GLP-1, y funciona regulando el apetito a la vez que aumenta la sensación de saciedad (cuando te sientes lleno) para reducir la cantidad de comida que comes en un día y así promover la pérdida de peso.
 
Saxenda viene como una solución inyectable que el paciente se autoinyecta una vez al día por vía subcutánea (en el tejido graso justo debajo de la piel, generalmente en el abdomen o los muslos) en casa.Se entrega únicamente con receta médica.
 
Artículo relacionado: Wegovy Vs. Saxenda, Comparando Dos Inyecciones Para Bajar De Peso.

La pluma inyectora de Saxenda

Saxenda viene en plumas inyectables precargadas, muy prácticas y fáciles de usar. Cada pluma contiene 3 ml de liraglutida, y están disponibles en cajas de 1 pluma, 3 plumas o 5 plumas.
 
Una pluma Saxenda contiene varias dosis de medicamento para durar varios días de tratamiento.Cuánto dura una pluma de Saxenda exactamente depende de tu dosis, pero en general de una a dos semanas. A cada inyección, tienes que seleccionar tu dosis según la prescripción de su médico, gracias a un botón de dosificación.
 
Las plumas de Saxenda funcionan con agujas desechables. Tienes que utilizar una nueva aguja estéril a cada inyección para evitar complicaciones de la piel en el sitio de inyección. ¡Es muy importante!
 
Liraglutida, el principio activo en tus plumas de Saxenda, es una substancia muy frágil que se vuelve inestable cuando se expone al calor y la luz. Por lo tanto, Saxenda siempre se debe guardar en el refrigerador entre 36°F y 46°F (2°C a 8°C) antes del primer uso. Sin embargo, una vez abiertas, las plumas Saxenda se pueden guardar en el refrigerador o almacenar a temperatura ambiente (¡pero sin nunca exceder los 86 °F (30 °C)!) y deben usarse dentro de un máximo de 30 días.
 
Artículo relacionado: ¿Porqué Saxenda Necesita Refrigeración y Cómo Guardar Tus Plumas Correctamente?

¿Cómo Aplicar Saxenda con La Pluma Inyectora?

Es cierto que el uso de plumas autoinyectoras para inyecciones subcutáneas como las de Saxenda es bastante sencillo, pero aun así es muy importante hacerlo correctamente para garantizar inyecciones efectivas y seguras.
 
Tu enfermera o médico te enseñara cómo utilizar una pluma Saxenda antes de enviarte a casa con tus nuevas inyecciones. En caso de duda, también puedes consultar las instrucciones disponibles con en las cajas de Saxenda. Y si quieres, aquí vamos a repasar uno por uno los pasos a seguir para aplicar la inyección de Saxenda:
 
Artículo relacionado: Zepbound: ¡Tu Guía Completa sobre La Nueva Inyección Para Perder Peso!

Paso 1. Inspecciona la liraglutida

Antes de utilizar tu pluma Saxenda, te recomiendo siempre comprobar la solución al interior. La liraglutida debe ser transparente e incolora, sin partículas. Si la solución parece descolorida o ves partículas dentro, ¡no la uses! Pueden ser señales de que tu pluma Saxenda se ha estropeado.
 
Además, asegúrate de que tu pluma se haya guardado correctamente y que no haya caducado. Recuerda, las plumas Saxenda tienen dos fechas de caducidad:

  • La fecha de vencimiento “oficial” que está etiquetada directamente en la pluma. Suele ocurrir aproximadamente un año después de la fecha de compra.
  • La fecha de caducidad que ocurre 30 días después de haber usado la pluma por primera vez o de haberla sacado del refrigerador.

¡Nunca uses una pluma Saxenda que haya caducado!
 
Cuando utilices una pluma por primera vez, puedes dejarla reposar a temperatura ambiente durante unos minutos. Esto ayudará a reducir las molestias durante la inyección, ya que inyectar un medicamento muy frío puede ser más doloroso.
 
Artículo relacionado: ¿Cómo Inyectar Mounjaro Y Utilizar Correctamente El Inyector De Pluma?

Paso 2. Coloca una aguja nueva

Pero antes de empezar, lávate bien las manos con agua y jabón. Luego, coge una nueva aguja desechable. Es muy importante utilizar una aguja nueva para cada inyección para evitar complicaciones de la piel en el sitio de inyección.
 
Para conectar tu aguja a tu pluma Saxenda, primero tienes que retírela de su embalaje estéril. Empieza por quitar la capa de papel y empuja la aguja hacia la punta del lápiz, atorníllendola en el sentido de las agujas del reloj.
 
Retira el protector de plástico exterior grande y mantenlo de lado para luego. Luego, puedes retirar la pequeña tapa interior de la aguja y tirarla. ¡Cuidado, ahora la aguja esta expuesta!

Paso 3. Purgue tu pluma

Antes de usar una pluma Saxenda por primera vez, o si no la has utilizado durante más de una semana, tienes que purgarla. Purgar una pluma significa inyectar un poco de medicamento en el aire para garantizar que la pluma funciona bien y que salgan todas las burbujas de aire.
 
Para purgar tu pluma, gira el selector de dosis hasta el símbolo de verificación de flujo (se ve la punta de una aguja con dos puntitos). Coge la pluma con la aguja hacia arriba y golpéela ligeramente con los dedos para mover las burbujas de aire hacia arriba.
 
Luego, presiona el botón de inyección. Debes ver una gota de medicamento salir por la punta de la aguja. Si no hay, repite hasta que veas una gota. Y si todavía no aparece ninguna gota de medicamento después de 3 intentos, prueba con una aguja nueva. Si aún no funciona, no uses la pluma. Podría ser defectuosa.
 
Artículo relacionado: Una Guía Paso A Paso Para Inyectar Insulina Con Una Pluma.

Paso 4. Selecciona tu dosis de Saxenda

El siguiente paso para aplicar Saxenda es seleccionar las dosis recetada por tu médico. Las plumas de Saxenda contienen varias dosis para que te duren varias semanas de tratamiento. A cada inyección, tienes que asegurarte de seleccionar la buena dosis.
 
Por eso, gira el selector de dosis hasta que muestre tu dosis (0,6 mg, 1,2 mg, 1,8 mg, 2,4 mg o 3 mg, según la prescripción de su médico). ¡Nunca cambies tu dosis sin el consejo de tu médico!

Paso 5. Elije donde inyectar Saxenda

Saxenda se inyecta por vía subcutánea (es decir en el tejido graso justo debajo de la piel), generalmente en la parte superior del brazo, el abdomen o el muslo (más abajo te doy más detalles sobre los sitios de inyección de la Saxenda).
 
Importante: No olives rotar los sitios de inyección en cada inyección para evitar problemas y complicaciones de la piel.

Paso 6. Aplica la inyección de Saxenda

Ya casi estas listo. El siguiente paso es la inyección de Saxenda. Para eso, coloca la aguja directamente dentro tu piel en un movimiento rápido. Cuando estás listo, presiona el botón de inyección hasta que escuches un "clic". Después de ese clic, espera al menos 6 segundos para darle tiempo a toda la dosis de administrarse.
 
Luego, verifica que el selector de dosis haya vuelto en el punto 0. Y puedes retirar la aguja de tu piel. ¡Ya está!
 
Artículo relacionado: ¡10 Consejos Útiles Sobre Cómo Inyectar Insulina Sin Dolor!

Paso 7. Después de inyectar Saxenda

Después de la inyección, vuelve a colocar con cuidado la tapa exterior grande de la aguja para poder desenroscarla y desconectarla de la pluma Saxenda sin riesgo de pincharte. Tira la aguja y su protector en un contenedor de objetos punzocortantes, ¡nunca en la basura doméstica!
 
No te olvides de volver a poner la tapa opaca de tu pluma que protege tu medicamento de la luz. Guarda tu pluma según las instrucciones de almacenamiento (a temperatura ambiente o en el refrigerador por hasta 30 días máximo).
 
Artículo relacionado: ¡10 Consejos Útiles Para Viajar Con Tus Plumas Saxenda!
 
Hieleras y estuches enfriadores para viajar con Saxenda
 

¿Dónde Aplicar Saxenda?

Si tu médico te ha recetado Saxenda, vas a inyectarte a diario, por lo que comprender los sitios de inyección buenos es bastante importante para una eficacia óptima y pocas molestias.
 
Como lo decía antes, Saxenda se inyecta por vía subcutánea, lo que significa que se administra en el tejido adiposo justo debajo de la piel. Puedes aplicar Saxenda en:

  • El abdomen: suele ser el sitio preferido porque es muy fácil y relativamente discreto. Sin embargo, tienes que inyectar al menos a dos pulgadas de distancia de su ombligo. Los cuadrantes superiores externos del abdomen suelen ser los mejores lugares.
  • La parte superior del brazo: si eliges este sitio, inyecta en la grasa de la parte posterior del brazo superior.
  • Los muslos: Las zonas frontal y exterior del muslo, específicamente el tercio superior cerca de la cadera, también son buenas opciones donde aplicar Saxenda. 

Como siempre, sigue las instrucciones específicas que te dará tu médico sobre dónde y cómo inyectar Saxenda, ya que puede depender de factores individuales, como tu estado de salud o tu composición corporal.
 
Artículo relacionado: Sitios De Inyección De Insulina: ¿Dónde Inyectar Insulina?

¿Dónde no inyectar Saxenda?

Ahora, también hay ciertas áreas del cuerpo que debes evitar al inyectar Saxenda o cualquier otro medicamento subcutáneo. Por ejemplo: 

  • Cerca del ombligo: Evita inyectar demasiado cerca del ombligo. Por seguridad, debes aplicar Saxenda al menos a dos pulgadas de distancia.
  • Piel dañada: Tampoco apliques Saxenda en áreas donde tu piel esté sensible, amoratada, enrojecida, dura, con cicatrices o dañada.
  • Lunares o marcas de nacimiento: También es mejor evitar aplicar Saxenda en áreas con lunares o marcas de nacimiento.
  • Reacciones anteriores en el lugar de la inyección: si tuviste una reacción cutánea en un sitio de inyección anterior, evita inyectar otra vez en este sitio.
  • Venas y músculos: Como Saxenda es una inyección subcutánea, debe inyectarse justo debajo de la piel y no en las venas ni en los músculos.
 

Rotación de los sitios de inyección

Otra cosa muy importante al inyectar Saxenda es rotar los sitios de inyección en cada inyección. Eso permite:
  • Prevenir complicaciones de la piel: las inyecciones repetidas en el mismo sitio pueden causar cambios en la piel y el tejido subyacente, como engrosamiento o picaduras (también conocido como lipodistrofia).
  • Prevenir el dolor y las molestias: inyectar repetidamente en el mismo sitio puede causar acumulación de tejido cicatricial, lo que hace que las inyecciones sean más dolorosas con el tiempo.
  • Mejorar la absorción del medicamento: la rotación también ayuda a garantizar que el medicamento se absorba de manera efectiva. La tasa de absorción puede variar según el sitio y el uso repetido del mismo sitio puede afectar la absorción de la liraglutida por tu cuerpo. 

Reacciones y complicaciones en el sitio de inyección. 

Como cualquier medicamento inyectable, Saxenda puede provocar efectos secundarios en el lugar de la inyección. Si bien es posible que algunas personas nunca experimenten efectos secundarios, otras pueden sufrir lo siguiente:
  • Dolor
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Moretones
  • Picor
  • Erupción
  • Sangrado menor
  • Lipodistrofia 
Si experimentas una reacción prolongada o grave, o si el sitio no sana adecuadamente, busca atención médica de inmediato.
 

¿Cuánto tiempo se puede usar Saxenda

Saxenda comienza a actuar inmediatamente para ayudar a controlar el apetito, pero los resultados de la pérdida de peso variarán y dependerán de varios factores individuales.
 
En los estudios clínicos, algunos pacientes empiezan a notar una pérdida de peso en las primeras semanas de tratamiento, pero el efecto completo de Saxenda en términos de pérdida de peso suele observarse después de varias semanas a algunos meses.
 
Recuerda que Saxenda siempre debe usarse junto con una dieta baja en calorías y una mayor actividad física para obtener resultados óptimos. Además, continua tomando el medicamento mientras te lo receta tu médico, incluso si tardas en ver resultados inmediatos. La pérdida de peso es un proceso lento y puede llevar tiempo ver cambios significativos.
 
¡Siempre nos gusta escuchar de ti! Estás en Saxenda? ¿Quieres compartir tu experiencia o dejarnos una pregunta? No dudes en hacerlo en los comentarios abajo.
15 junio 2023

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados