Hola, ¿estás explorando opciones para perder peso y has oído hablar de Saxenda? Entiendo que el camino hacia un peso saludable puede estar lleno de incertidumbres y preguntas, y es fundamental que estés bien informado.
 
Saxenda, cuyo ingrediente activo es la liraglutida, es una opción que quizás tu médico te haya mencionado o que hayas descubierto en tu búsqueda. Esa inyección para bajar de peso lleva unos cuantos años en el mercado, desde el 2014 más precisamente. Pero se trata de un tratamiento medical, que va más allá de solo perder unos kilos.
 
Así que en este artículo si te parece, te explicaré qué es Saxenda exactamente, cómo funciona la liraglutida, y para quién es más adecuado. También hablaré sobre los efectos secundarios y, por supuesto, algo que no podemos ignorar: el costo del tratamiento. ¡Vamos allá!
 
Hieleras y neveras de viaje para transportar Saxenda
 
Artículo relacionado: Zepbound: ¡Tu Guía Completa sobre La Nueva Inyección Para Perder Peso!
 

¿Qué es Saxenda? 

Saxenda es un medicamento recetado específicamente para el tratamiento del sobrepeso y de la obesidad. Contiene liraglutida, su ingrediente activo, que imita la hormona GLP-1 (péptido similar al glucagón-1) regulando el apetito y la saciedad.
 
La liraglutida se presenta en forma solución inyectable, administrada por inyección subcutánea todos los días gracias a una pluma inyectora prellenada. Generalmente, se inyecta en el abdomen, el muslo o el brazo.
 
Cada pluma de Saxenda contiene varias dosis de liraglutida que se ajustan con un selector de dosis según lo que te recetará tu médico. La dosis inicial de Saxenda suele ser de 0.6 mg al día y se puede aumentar gradualmente cada semana en incrementos de 0.6 mg, hasta alcanzar la dosis recomendada de 3.0 mg diarios. Este aumento gradual ayuda a mejorar la tolerancia al tratamiento y a evitar molestias y efectos secundarios.
 
Si tu médico te ha recetado Saxenda, es muy importante que siguas estrictamente sus instrucciones respecto a la dosificación, la inyección, y el almacenamiento de tus inyecciones.
 
Artículo relacionado: ¿Cómo Utilizar Una Pluma Saxenda Y Dónde Inyectarla?
 

¿Para qué sirve y cómo funciona la liraglutida?

La liraglutida, el componente activo en Saxenda, sirve para el control del peso en personas con índices de masa corporal (IMC) elevados, y más especialmente en aquellos que han luchado contra la obesidad sin éxito con otras estrategias de pérdida de peso.
 
Su mecanismo de acción se basa en su interacción con los receptores GLP-1 (péptido similar al glucagón-1) en el cuerpo humano. Esta interacción desencadena múltiples respuestas que influyen significativamente en el control del apetito y, en consecuencia, en la pérdida de peso. Aquí te explico cómo funciona, de manera sencilla: 
  • Reducción del apetito: La liraglutida en Saxenda ayuda a reducir el apetito, lo que lleva lógicamente a una disminución natural en de las calorías que uno come cada día. Por supuesto, este cambio en los hábitos alimenticios y bajada de la comida contribuyen directamente a la pérdida de peso.
  • Retraso en el vaciamiento gástrico: Otro punto importante en la acción de la liraglutida es el retraso del vaciamiento gástrico. Al ralentizar este proceso, la comida permanece en el sistema digestivo durante más tiempo. Esto hace que uno se siente lleno por más tiempo, con una sensación de saciedad prolongada después de las comidas. Por lo tanto, ayuda a controlar los impulsos entre comidas y las ganas de picotear constantemente y, por ende, contribuye a la bajada de peso.
  • Control de los niveles de azúcar en sangre: La liraglutida no solo influye en la pérdida de peso, sino que también afecta positivamente el control glucémico. Para personas con diabetes tipo 2, una condición a menudo vinculada con el sobrepeso, esta función también es esencial.
En resumen, al reducir el apetito, prolongar la saciedad y regular los niveles de azúcar en sangre, la liraglutida en Saxenda permite un camino gradual y sostenible hacia la pérdida de peso.
 
Artículo relacionado: ¿Qué Es Wegovy y Para Qué Sirven Las Inyecciones de Semaglutida?
 

¿Quién Puede Usar Saxenda? 

Saxenda se recomienda para adultos con un IMC alto, generalmente 30 o superior, aunque también puede ser recetado a aquellos con un IMC de 27 o más que también tienen problemas de salud asociados, como diabetes tipo 2 o hipertensión, por ejemplo.
 
Antes de recetarte Saxenda, tu médico evaluará diversos factores personales, incluyendo tu historial de pérdida de peso, tu disposición para realizar cambios en el estilo de vida y el riesgo de enfermedades relacionadas con el sobrepeso.
 
Es importante insistir en que Saxenda para bajar de peso no es mágico. Si, funciona, pero únicamente si se toma junto con una dieta equilibrada y una actividad física real. Además, no olvidemos que es un medicamento recetado. Nunca se debería usar sin la supervisión de tu médico, ya que, como cualquier medicamente, Saxenda puede causar efectos secundarios.
 
Artículo relacionado: ¡10 Consejos Para Viajar Con Tus Inyecciones De Saxenda!

Efectos secundarios

Si se toma tal y como indicado por un médico, Saxenda se considera un medicamento seguro. Pero, siempre puede tener efectos secundarios que varían en intensidad y en frecuencia entre los pacientes. Estar al tanto de estos efectos secundarios es muy importante para poder controlarlos y, eventualmente, ajustar tu tratamiento: 

  • Náuseas y problemas estomacales, especialmente al inicio del tratamiento con Saxenda. Estos síntomas suelen disminuir con el tiempo a medida que el cuerpo se adapta a la liraglutida. Para evitar esas molestias, siempre se debe empezar con una dosis pequeña y aumentarla gradualmente.
  • Diarrea o estreñimiento: Algunas personas también pueden experimentar cambios gastrointestinales, ya sea diarrea o estreñimiento, como parte de la adaptación a la liraglutida. Mantener una buena hidratación y una dieta equilibrada puede ayudar a manejar estos efectos. 
  • Dolor de cabeza: Los dolores de cabeza son otro efecto secundario que puede ocurrir durante el tratamiento con Saxenda. Estos síntomas suelen ser leves y transitorios.
  • Reacciones en el sitio de inyección: Al inyectar Saxenda, podrías experimentar enrojecimiento, hinchazón o picazón justo en el área de la inyección. Estas reacciones suelen ser temporales y no suelen requieren atención médica adicional. Aquí tienes unos consejos buenos para inyectarte sin dolor: ¡10 Consejos Útiles Sobre Cómo Inyectar Insulina Sin Dolor!
  • Hipoglucemia: En algunos casos raros, Saxenda puede reducir los niveles de azúcar en sangre, lo que puede causar síntomas de hipoglucemia, como mareos, sudoración y debilidad. Esto es más probable si se está tomando otro medicamento para la diabetes junto con Saxenda.
  • Problemas de la vesícula biliar: Existe un riesgo potencial de problemas en la vesícula biliar, como cálculos biliares, al usar Saxenda. Es fundamental comunicar a tu médico cualquier síntoma relacionado con la vesícula biliar, sobre todo si sufres de dolor abdominal intenso. 
Esta lista de efectos secundarios de Saxenda no es exhaustiva. Antes de empezar el tratamiento, te recomiendo leer la lista oficial de todos los efectos secundarios posibles y de discutirles con tu médico si tienes cualquier duda.
 

¿Cuánto cuesta Saxenda? 

El precio de Saxenda puede variar considerablemente según donde vives, si estás cubierto por seguros de salud o programas de subsidios, y también la farmacia donde lo compras.
 
En Estados Unidos, por ejemplo, el precio de un suministro para un mes de Saxenda puede rondar entre 1200 y 1500 dólares, dependiendo de la farmacia. Sin embargo, es importante consultar con tu seguro de salud para ver si cubren parte o la totalidad del costo de tus inyecciones. Además, el fabricante de Saxenda, Novo Nordisk puede ofrecer programas de asistencia al paciente que ayudan a reducir el costo.
 
¡Siempre nos gusta escuchar de ti! ¿Usas Saxenda o tienes preguntas sobre las inyecciones para bajar de peso? ¡Déjanos tus comentarios abajo!
04 enero 2024

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados