Si tienes diabetes, cuidar de tus ojos es parte del paquete. Una visita regular al oculista y mantener tus niveles bajo control puede hacer una gran diferencia. ¡Tus ojos te lo agradecerán!
 
Es por eso que hoy hemos decidido hablar de como la diabetes afecta a los ojos. Quizás ya has escuchado de retinopatía diabética, de edema macular diabético, o de glaucoma- tres condiciones oculares relacionadas con la diabetes. Pues sigue leyendo, y te contamos todo lo que necesitas saber sobre diabetes y tus ojos.
 

Refrigerador portátil para insulina
Articulo relacionado: ¿La insulina necesita ser refrigerada? ¿Cómo almacenarlo correctamente?
 

¿Qué es la Diabetes? 

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina o el cuerpo no puede utilizar eficazmente la insulina. Esto lleva a un aumento de los niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia).
 
Existen principalmente dos tipos de diabetes: tipo 1, donde el cuerpo no produce insulina, y tipo 2, donde el cuerpo no utiliza eficazmente la insulina. Ambas formas requieren manejo y control rigurosos pero diferentes para prevenir complicaciones a largo plazo.
 

Complicaciones comunes debidas a la diabetes 

Si no se maneja bien a través de dieta, ejercicio, y tratamiento médico, la diabetes puede causar muchas complicaciones de salud, afectando diferentes partes del cuerpo. Algunas de las complicaciones más comunes incluyen:
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Daño renal (nefropatía)
  • Daño nervioso (neuropatía)
  • Problemas de piel y boca
  • Complicaciones en los pies, incluyendo úlceras e infecciones.
  • Problemas óseos y articulares
  • Problemas de ojos, en los cuales nos vamos a centrar hoy.
 
Articulo relacionado: ¿Cómo Inyectar Insulina con una Pluma? Una Guía Paso a Paso.
 

¿Cómo afecta la diabetes a los ojos? 

Desafortunadamente, la diabetes puede tener varias repercusiones en los ojos. Cuando son crónicos, los niveles elevados de glucosa en la sangre dañan los vasos sanguíneos de los ojos, lo que lleva a diferentes condiciones oculares, algunas de las cuales pueden causar pérdida de visión si no se tratan bien y a tiempo. Aquí os presentamos las principales condiciones oculares causadas por la diabetes:
 

Retinopatía Diabética

Si tienes diabetes, es probable que hayas escuchado hablar de la retinopatía diabética. Este problema ocular es bastante común y, sinceramente, puede ser un poco intimidante. Se trata de un daño en los vasos sanguíneos de la retina, esa parte en la parte trasera de tus ojos que te permite ver.
 
Al principio, en lo que llamamos la etapa no proliferativa de la retinopatía diabética, puede que no notes nada raro. Pero internamente, esos pequeños vasos sanguíneos en tus ojos están pasando por un mal momento, hincharse o incluso bloquearse. Puede que veas algunas manchas flotando en tu visión o que las cosas no se vean tan nítidas y coloridas como antes.
 
Pero si la cosa se pone seria y avanzamos a la etapa proliferativa, aquí es donde debemos prestar más atención. En esta etapa, tu cuerpo intenta solucionar el problema creando nuevos vasos sanguíneos. Pero estos nuevos vasos no son los mejores; son débiles y pueden sangrar. Esto puede hacer que veas manchas o que tu visión se nuble, y en casos graves, puede llevar a la pérdida de la visión.
 
Es super importante que no dejes pasar esto. Aunque al principio no notes cambios en tu visión, ir regularmente al oculista puede ayudarte a detectar esos problemillas antes de que se convierta en algo más grande. Y claro, mantener en línea tu azúcar en sangre, la presión arterial y el colesterol es como tu escudo protector contra la retinopatía diabética. Si las cosas se ponen más serias, hay tratamientos como la terapia láser o incluso cirugías que pueden ayudar.
 

Glaucoma y Diabetes

Otra manera en la cual la diabetes puede afectar los ojos es el glaucoma. El glaucoma es una enfermedad del ojo que se caracteriza principalmente por un daño al nervio óptico. Este daño suele estar causado por una alta presión en el interior del ojo, conocida como presión intraocular.
 
El glaucoma de ángulo abierto (el tipo de glaucoma más común) se desarrolla lentamente y es una enfermedad a largo plazo. Muchas personas no notan ningún cambio en su visión hasta que la enfermedad está bastante avanzada. Pero con el tiempo, puede resultar en la pérdida del campo visual, comenzando generalmente con la visión periférica. Si no se trata, el glaucoma puede llevar a la ceguera.
 
La diabetes es un factor de riesgo bien establecido para el glaucoma. El tratamiento a menudo implica el uso de gotas para los ojos, como Latanoprost, que ayudan a reducir la presión en el ojo. En algunos casos, cirugía láser o tradicional permite mejorar el drenaje del líquido ocular. Aunque el daño causado por el glaucoma no se puede revertir, el tratamiento puede detener o ralentizar la progresión de la enfermedad. Por esta razón, las pruebas regulares de la vista son importantes, especialmente si tienes factores de riesgo como la diabetes.
 
Articulo relacionado: ¿Debo guardar mis gotas para los ojos en el refrigerador?
 

Edema macular diabético 

Si la diabetes es parte de tu vida, hay algo más que podrías querer conocer: el edema macular diabético. En el edema macular diabético, los vasos pequeños del ojo se dañan y comienzan a filtrar líquido y grasas en la mácula. Piensa en ello como una pequeña inundación en el área más importante para tu visión detallada.
 
¿Qué sientes si esto ocurre? Bueno, puedes notar que tu visión central se vuelve borrosa, los colores parecen deslavados o tienes dificultades para ver de cerca. No es algo que debas ignorar, ya que puede empeorar si no se trata.
 
Pero si te diagnostican con edema macular diabético, no te desanimes. Existen tratamientos específicos como inyecciones en el ojo (no tan aterradores como suenan, te lo prometo) o láser, que ayudan a reducir esa hinchazón y proteger tu visión.
 

Otros problemas de ojos relacionados con la diabetes 

Otros problemas oculares asociados con la diabetes incluyen la catarata, que se desarrolla a una edad más temprana en los diabéticos, o la refracción ocular, que puede hacer que la visión se vuelva borrosa. Cuando no está controlada, la diabetes también puede causar neuropatía óptica diabética, una forma rara pero grave de daño en los nervios del ojo que puede llevar a la pérdida de visión.
 
Además, los diabéticos tienen un mayor riesgo de sufrir infecciones oculares y de tener una recuperación más lenta de estas.

Articulo relacionado: ¿Cómo funciona Mounjaro tanto para la diabetes como para la pérdida de peso?
 

Prevención y Tratamientos de Ojos para Diabéticos 

Ya lo has visto, hay muchas maneras en las que la diabetes puede afectar tus ojos. La prevención de las complicaciones oculares en la diabetes se centra en el control adecuado de la enfermedad. Esto incluye mantener los niveles de azúcar en sangre, la presión arterial y el colesterol bajo control. Además, se recomienda que las personas con diabetes realizen exámenes oculares regulares con un especialista para detectar esos problemas a tiempo.
 
El tratamiento de las complicaciones de ojos debidas a la diabetes depende de la condición ocular específica. La retinopatía diabética, por ejemplo, puede requerir terapia con láser o cirugía vitrectomía. Para el glaucoma, se pueden prescribir gotas para los ojos para reducir la presión dentro del ojo, y en casos avanzados, podría ser necesaria la cirugía.
 
Pero nunca olvides, el control riguroso de tu diabetes es tu mejor aliado: mantener tus niveles de azúcar en sangre, presión arterial y colesterol bajo control no solo beneficia tu salud general, sino que también protege tus preciosos ojos.
 
Así que, si tienes diabetes, ¡haz de la salud de tus ojos una prioridad!
04 diciembre 2023

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados